Cómo PETA Está Salvando a Animales de Pruebas de Casi Ahogamiento

June 12, 2019

Juntos estamos terminando con el uso de las pruebas de casi ahogamiento y salvando a animales de ser forzados a nadar para salvar su vida. Y no nos detendremos hasta que estos abusivos experimentos sin sentido sean cosa del pasado.

Las «pruebas de nado forzado» son una experiencia terrible y especialmente aterradora para los pequeños animales. Los laboratorios que conducen estos experimentos colocan a ratones, ratas, cobayos, jerbos o hámsteres en contenedores con agua de los que no pueden escapar y observan cómo los animales petrificados buscan frenéticamente escapar. Los animales tratan de trepar, se zambullen bajo el agua buscando una salida y luchan por mantenerse a flote.

Si te estás preguntando cómo el hecho de observar a animales aterrados que luchan por no ahogarse podría beneficiar a los humanos que sufren depresión (que es lo que ciertas compañías afirman), no estás solo. Los expertos han puesto en duda de forma reiterada la validez del experimento, o refutaron completamente cualquier conclusión extraída de él acerca de posibles medicamentos para tratar a humanos con esta condición. Y PETA está decidida a terminar con esta prueba.

Las siguientes compañías ya se han alejado o dejado completamente de usar la prueba de casi ahogamiento luego de acciones realizadas por PETA y nuestros seguidores, incluida la participación de nuestros científicos, las protestas, las resoluciones de accionistas propuestas por PETA, más los correos electrónicos y llamados telefónicos de nuestros seguidores.

AbbVie: Después de que PETA se reunió con AbbVie y presentar luego una resolución de accionistas pidiendo que la compañía deje de financiar, conducir o encargar la prueba de nado forzado, se convirtió en la primera compañía farmacéutica en establecer su prohibición. AbbVie publicó la nueva e importante política en su sitio web.

Johnson & Johnson: Johnson & Johnson y al menos una de sus filiales han recientemente escrito acerca del uso de la prueba de nado forzado. Pero tras conversaciones con PETA acerca de la crueldad e inutilidad de dicha prueba, el gigante farmacéutico aceptó prohibirla en el futuro.

DSM Nutritional Products: DSM Nutritional Products, que fabrica ingredientes utilizados en suplementos nutricionales y productos de higiene personal, sometió a más de 200 ratas y ratones a la prueba de casi ahogamiento con el fin de realizar afirmaciones dudosas acerca de ingredientes. Pero la compañía aceptó discontinuar la desprestigiada prueba tras reunirse con PETA.

NutriFusion LLC: El CEO de NutriFusion le hizo saber a PETA que no estaba al tanto de que un investigador de universidad apoyado por la compañía había usado la prueba de nado forzado en al menos 75 ratones. Contactó al investigador, confirmó que la prueba no se volvería a hacer y le aseguró a PETA que su compañía nunca volvería a estar involucrada en esa prueba.

Astraea Therapeutics: La compañía farmacéutica en fase de descubrimiento, Astraea Therapeutics, suministró un compuesto a un experimentador externo quien, sin saberlo la compañía, obligó al menos a 200 ratones a padecer la prueba de casi ahogamiento. Cuando los científicos de PETA le presentaron a Astraea evidencia sólida desacreditando la prueba e interrogó acerca de la intervención de la compañía, esta nos aseguró que no realiza ni financia este experimento y no tiene intención de hacerlo en el futuro.

Hagamos que más compañías prohíban la prueba de casi ahogamiento en animales. Usa el formulario de PETA a continuación para contactar ahora a Bristol-Myers Squibb, Eli Lilly, y Pfizer.

Ayuda a terminar con las pruebas de casi ahogamiento en animales ahora

*****

Source link

Subscribe to our Digital Magazine

receive our latest issue delivered right to your mailbox
Email address